Robert Johnson 1911-1938

Hoy recordamos a Robert Leroy Johnson  para muchos “El Rey del Delta blues”  para otros “El Abuelo del Rock & Roll” perdiendo el alma por la guitarra en solo 29 legendarias canciones que dejo de legado para la música entre 1929 y 1937. Mítica y corta vida de tan solo 27 años comenzando así la famosa lista de los 27, con un único estilo que lo llevo a influenciar a las mejores bandas de Rock que hoy conocemos y con una leyenda que habla sobre un pacto con el diablo. Te dejamos una pequeña historia de este gran guitarrista es una recomendación de Barbajanes.

Robert Leroy Johnson

Robert Leroy Johnson

Una leyenda que comienza en el estado de Mississippi en Estados Unidos el 8 de mayo de 1911 (se dice que este año no está bien registrado en realidad) nació fruto de una relación esporádica, y Robert tardó años en saber su verdadero apellido adoptándolo después para siempre. Desde pequeño Johnson mostró interés por la música, primero por el arpa y luego por la armónica. Fue enviado al colegio pero no demostró demasiado interés por el estudio, abandonándolo bajo la excusa de un problema en la vista en 1927.

Robert Leroy Johnson

Robert Leroy Johnson

Eran años difíciles Johnson hasta que un rayo de luz surgió en el camino al contraer matrimonio con Virginia Travis, pero la felicidad duraría poco todo regreso abajo después de que Virginia muriera a dar a  luz a un bebe ello solo tenia 16 años. La vida de Robert dio un vuelco y refugió su tristeza en el blues, comenzó a viajar siguiendo a los grandes del blues y tocando sin ningún éxito, hasta que decidió volver a su ciudad natal donde una viuda adinerada, Esther Lockwood,  le acogió y con ella tuvo un hijo, quien después se convertiría en otro gran intérprete del blues siguiendo los pasos de su padrastro Robert Lockwood Jr.

Robert Leroy Johnson

Robert Leroy Johnson

Es en este periodo de tiempo cuando sus conocidos comienzan a sospechar , ya que Robert, que nunca había sido buen músico, comienza a tocar con una ejecución perfecta propia de admiración de grandes figuras de la época. La leyenda dice que  Robert Johnson vendió su alma al diablo en el cruce de la actual autopista 61 con la 49 en Clarksdale (Missisipi), a cambio de tocar blues mejor que nadie. Esperó en el cruce de caminos hasta medianoche, con la guitarra en la mano, hasta que el diablo se la devolvió, y las manos de Robert solo tenían que deslizarse por el mástil para interpretar el mejor blues de la historia. teniendo otra parte la leyenda que dice que dos de sus mayores exitos hacían referencia a su supuesto pacto. “Crossroad blues”   habla de un cruce de caminos que muchos consideran como el lugar señalado para el pacto, y  la letra de otro de sus éxitos, “Me and the devil blues”, dice: “Early in the morning, when you knock at my door, Early in the morning, when you knock at my door, I said Hello Satan, i believe it’s time to go”. (Temprano en la mañana, cuando golpeas a mi puerta, digo Hola Satán, creo que es tiempo de partir).

El público afirmaba que tenía algo mágico que cautivaba, Teniendo un estilo musical con fuerza literaria de unos versos  a otros que hacen de él uno de los más insignes autores de la poesía popular estadounidense. Hay tres constantes en las letras de Johnson: lo efímero de las relaciones humanas, el vagabundeo incesante y los terrores irracionales.

Comenzaría la gran historia del blues actuando varios años por todo el sur de Estados Unidos, tuvo la oportunidad de dejar registradas sus 29 legendarias canciones. Son 42 grabaciones (13 de los temas fueron grabados 2 veces), registrados en dos sesiones de grabación: la primera en San Antonio (Texas), los días 23, 26 y 27 de noviembre de 1936; la segunda en Dallas (Texas), el 19 y el 20 de junio de 1937.

Su muerte llegaría al cometer el error de seducir a la mujer del dueño del local donde tocaba esa noche, el “Three Forks”  y le dieron una botella de whisky abierta. Antes de que Robert pudiera beber, un músico que le acompañaba se la quitó y la rompió advirtiéndole que nunca bebiera de una botella abierta,  pero Robert se enfadó y le trajeron otra botella también abierta de la que bebió. En mitad del concierto, Robert dejó de cantar, dejó su guitarra a un lado y salió a la calle. Los tres días que siguieron estuvo delirando hasta que murió envenenado por la estricnina que contenía la botella de whisky el 16 de agosto, con 27 años, los mismos que extrañamente tenían al morir otras grandes leyendas de la música como Jim Morrison,  Jimmy Hendrix, Janis Joplin y Kurt Cobain. Su certificado de defunción apunta que falleció el 16 de agosto de 1938, en Greenwood, estado de Misisipi y que no hubo autopsia.

Mito o realidad, siempre sera “El abuelo del Rock and Roll”

.

Anuncios

Acerca de rengalicia

Música, Arte y Tecnologia

Publicado el 08/05/2012 en Arte y Diseño, Música y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Tu que opinas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: